Desde ADECUA RISK S.L., mediante su marca PROTECTEC, desarrollamos soluciones de sistemas anticaída, específicas para cada lugar y para cada situación, que se distinguen por su calidad, por la seguridad que aportan, por su resistencia y fiabilidad, así como por la facilidad de uso, cumpliendo con la Directiva 2001/45/CE del Parlamento Europeo y del Consejo, de 27 de junio de 2001, por la que se modifica la Directiva 89/655/CEE, mediante el Real Decreto 2177/2004, de 12 de Noviembre, sobre disposiciones relativas a la utilización de los equipos de trabajo para la realización de trabajos temporales en altura.

Todos los materiales y elementos que se utilizan en el desarrollo de los proyectos de instalación de sistemas anticaída, se encuentran certificados, asimismo, una vez finalizada la instalación, ADECUA RISK S.L., proporciona al cliente el estudio de seguridad realizado acompañado del certificado final de la instalación, realiza la formación teórica y práctica a los empleados que deben desarrollar dichas tareas y la Inspección anual de la instalación y de los EPI,s a utilizar.


DEFINICIÓN

Se denominan sistemas de protección anticaídas, a todos aquellos componentes de seguridad que tienen como función principal el detener, o colaborar en la detención de una caída a distinto nivel.

Los sistemas de protección individual contra caídas protegen al usuario contra las caídas de altura, ya sea previniendo o deteniendo las caídas libres, estos sistemas comprenden:

 

  • Sistemas de sujeción
  • Sistemas de retención
  • Sistemas de acceso mediante cuerdas
  • Sistemas anticaídas
  • Sistemas de salvamento


Un sistema de protección anticaídas consiste en un ensamblaje de componentes conectados entre si de forma separable o inseparable. Por ejemplo arneses, elementos de amarre, conectores, dispositivos de anclaje, dispositivos anticaídas, etc.
Cuando se combinan componentes en un sistema anticaídas se deben considerar los siguientes aspectos:

  • Que los componentes sean idóneos para el uso previsto teniendo en cuenta las diferentes fases de uso; acceso, posicionamiento, trabajo.
  • Las características del lugar de trabajo; inclinación, localización de los anclajes.
  • Nivel de competencia de los usuarios.
  • Compatibilidad de los componentes.
  • Información suministrada por el fabricante sobre cada componente y su interacción entre si.
  • La necesidad de facilitar las operaciones de salvamento seguras y eficaces.

Los componentes pueden utilizarse en distintos sistemas de protección individual contra caídas de altura siempre que sean adecuados para el propósito específico.


Siempre que se inicia un trabajo en altura debe existir:
Un permiso de trabajo
Un plan de salvamento “in situ”